Tartar de jamón ibérico. Ingredientes y preparación

//Tartar de jamón ibérico. Ingredientes y preparación

Tartar de jamón ibérico. Ingredientes y preparación

Cuando cortamos el jamón en casa, muchas veces no sabemos en qué emplear los tacos de jamón que sacamos de la pieza. Hoy os presentamos una deliciosa y fresca receta perfecta para preparar en verano: tartar de jamón ibérico. Seguro que sorprendéis a vuestros invitados.

Ingredientes

Primero, prepararemos los ingredientes de nuestro tartar de jamón ibérico. Para cuatro personas necesitaremos:

-200 gramos de azúcar

-300 gramos de sal

-4 yemas de huevo

-200 gramos de jamón ibérico

-10 gramos de pepinillos en vinagre

-4 alcaparras

-70 gramos de cebolleta o cebolla dulce

-1/2 cucharadita de mostaza antigua

-aceite de oliva virgen extra

-vinagre de Jerez

-1 cucharadita de mostaza de Dijon

¿Cómo preparar el tartar de jamón ibérico?

Las yemas:

El primer paso es preparar las yemas, para no ponerlas crudas sobre el plato.

Lo primero que haremos es separar las claras de las yemas y reservar éstas últimas en recipientes separados (tazas o platitos pequeños) para que no se mezclen.

Después, dispondremos la sal y el azúcar en un recipiente amplio y las mezclaremos my bien.

A continuación, colocaremos con sumo cuidado y de una en una las yemas sobre la mezcla obtenida, cubriéndolas delicadamente con más mezcla. Tendremos la precaución de no ponerlas juntas, sino lo suficientemente separadas para poder manipularlas sin problema.

Deberán reposar entre 15 y 20 minutos allí, tiempo suficiente para preparar el resto del plato.

Dando forma al tartar de jamón ibérico:

Por un lado, picaremos el jamón para dejar los tacos de un tamaño uniforme, que resulten agradables de comer (si son demasiado grandes habrá que masticar demasiado cada bocado). Lo reservamos en un recipiente.

Tomaremos las alcaparras, el pepinillo y la cebolleta o cebolla dulce y los picaremos intentando que todos tengan un tamaño lo más parecido posible. Una vez listo, lo añadiremos al recipiente donde teníamos reservado el jamón troceado.

Toca el turno de la salsa que amalgama el plato. Os recomendamos que la preparéis en un recipiente separado, para poder rectificarla al gusto. Cuando ya tengamos más experiencia en el plato, podremos prepararla directamente en el bol con el resto de ingredientes.

En un recipiente echaremos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, un chorrito de vinagre (al gusto) y la mostaza de Dijon junto con la mostaza antigua. La mostaza antigua tiene un sabor fuerte y picante que contrasta muy bien con el jamón. Para los que sea demasiado fuerte o no les guste la mostaza, pueden reemplazarla por unas gotas de salsa de Tabasco o una guindilla cayena bien picada.

Mezclamos bien los ingredientes de la salsa y probamos antes de añadir al recipiente donde tenemos el jamón. Una vez que tenemos todos los ingredientes, los mezclamos para que se integren perfectamente.

Montaje del plato

Para presentar el plato, nos ayudaremos de un aro de presentación, que colocaremos en el plato donde vayamos a servir nuestro tartar de jamón ibérico.

Es tan sencillo como rellenar el aro hasta la altura que queramos dar al tartar, presionándolo para que quede lo suficientemente compacto para que no se desmorone al quitar el aro.

Una vez dispuesta la carne, colocaremos la yema correspondiente a cada comensal con mucho cuidado de no romperla.

Si queremos darle un toque especial, podemos rallarle por encima trufa negra o simplemente añadir unas finas hierbas frescas o una sal de cayena.

El resultado es espectacular y tiene la ventaja de poder adaptarlo a nuestros gustos. Eso sí, del mejor jamón nos encargamos en Julián Becerro.

2018-06-14T15:08:24+00:00 14/06/2018|Noticias|

Escribe un Comentario